Jueves, 22 Mayo 2014 07:59

El engaño de la razón

A menudo, cuando negociamos tomamos decisiones en función de la información disponible, pero, también, dependiendo de quien nos suministra dicha información. En otros casos, desestimamos o aceptamos una propuesta basándonos en una perspectiva que sitúa como eje las posibles pérdidas o ganancias que podemos obtener. Y en otros más llamativos nos dejamos arrastrar por un compromiso inicial que nos causa un notorio descalabro en el intento de alcanzar un buen acuerdo.

Publicado en Blog